Archivo de la categoría: Deporte

Bajo del mar…

¡Qué razón tenía Sebastián! ¡El mundo que hay debajo del mar no tiene comparación!

Y esto lo digo como Open Water Diver (:-) jeje). Muchas veces tenemos ideas equivocadas de las cosas antes de probarlas. Yo no es que las tuviera en este caso, ni mucho menos, pero sí que justo antes de hacer mi primera inmersión me entró una especie de respeto-miedillo por la incertidumbre de lo que me iba a encontrar. ¿Y si de repente me agobio y estoy a mil metros de la superficie? ¿Estará muy oscuro ahí abajo? ¿Y si no sé compensar la presión y me hago daño en los oídos? Lo típico, vamos. Pero todo eso desaparece en cuanto te sumerges y observas ese otro mundo que hay debajo del nuestro.

Montañitas, arcos, llanuras… ¡vida! Sabemos que hay todo eso debajo de la superficie, pero impresiona mucho verlo. Una lancha o zódiac te lleva a toda velocidad rumbo al interior. Te vas alejando de la orilla, cada vez más, hasta que al final llegas a tu destino. Estás debajo del peñón de Ifach, en Calpe, rodeada de agua por todas partes, ¡y toca saltar al agua!

Chaleco, Plomos, Tiras, Aire, Ok (Cada Persona Trabaja Ayudando a Otra)

Con el equipo puesto y revisado, esperando para descender, miras hacia abajo y, de pronto, te ves como subido ¡en lo alto de un edificio o de un precipicio! Estás suspendida, flotando en el agua, y no te puedes caer, pero lo que tienes delante es un vacío enorme.

Ahí abajo todo es paz y tranquilidad, lo único que escuchas es tu respiración y las burbujitas que salen de tu regulador. A 15 metros sigue habiendo muchísima luz, parece como si la superficie estuviera mucho más cerca de lo que está, y no hay ningún tipo de agobio. Al principio te sobrecoge pensar que vas a estar en medio del mar, pero ahí abajo no tienes esa sensación, no hay estrés, ¡todo es perfecto!

Eres uno más, eso sí, eres la especie más equipada. Te mueves con tus aletas admirando todo lo que hay a tu alrededor y un pececillo que pasa por ahí te mira extrañado como diciendo “¡qué raro eres!, ¿qué llevas puesto?”. Y tiene razón, él va así tan ligerito, mientras que nosotros tenemos que llevar todo eso a cuestas para poder visitar su espacio.

La visita no dura mucho; al fin y al cabo, nosotros no estamos hechos para el medio submarino, pero cuando sales lo que tienes claro es que quieres volver, ¡y muy pronto! Los que llevan mucho tiempo en esto dicen que engancha, y me lo creo. A los que no lo han probado, ¡que lo prueben!

Anuncios

¡Campeones!

11 de julio de 2010, un día histórico: España consigue su primera Copa del Mundo.

“La Roja” ya se había superado logrando el pase a semifinales, pero ayer dio el salto definitivo al alzarse como la ganadora del Mundial de Sudáfrica, tras vencer a Holanda por un gol a cero. El único tanto del partido lo marcó el gran Andrés Iniesta en el minuto 116.

Andrés Iniesta celebrando el gol.

Ese momento fue el más visto en la historia de la televisión, y es que todos los españoles -y muchos extranjeros seguidores de “la Roja”- permanecimos pegados a la pantalla, espectantes y en vilo, esperando el gol que nos diera la victoria. Aquí podéis ver de nuevo el gol de Iniesta. Yo no me canso de verlo, de hecho, me emociono cada vez que lo hago.

Y emoción es, precisamente, el sentimiento que nos envolvió ayer a todos, como declaraba después del partido otro número uno del deporte nacional e internacional, Rafa Nadal. El mallorquín, uniformado de arriba a abajo, con la bandera, la camiseta y la bandera española, aseguró que se había puesto a llorar como un niño cuando el árbitro pitó el final del encuentro.

La emoción se vio de manera evidente en todos y cada uno de los jugadores de la selección, empezando por su capitán, Iker Casillas, quien protagonizó una de las imágenes más espectaculares de la celebración al besar a Sara Carbonero en plena entrevista. Después de todas las críticas y los ataques que se han hecho a su relación durante el Mundial, el portero del Real Madrid y de la Selección quería así acallar las voces de todos los que les han juzgado.

Aquí está el otro vídeo (o el vídeo) más visto de ayer: el beso de Iker Casillas y Sara Carbonero

Pero seguimos con las emociones. Ayer, por primera vez en mucho tiempo, la gente se unió por un único equipo, el de todos, por un país, y eso en España no es nada fácil ni frecuente. No pretendo sonar demasiado patriótica ni que esto se politice, pero me hizo ilusión ver a madridistas, atléticos, vallecanos, béticos y sevillistas, o lo que es lo mismo, madrileños, andaluces, gallegos, catalanes, manchegos, castellanos, riojanos…TODOS de buen rollo y unidos, dejando de lado las opiniones políticas, históricas, y siendo, simplemente, ciudadanos de un país que se alegran por el triunfo de su selección de fútbol. El deporte une.

¡¡Enhorabuena a tod@s y a seguir celebrándolo!!

 

La Cibeles

Paseo de Recoletos

Todos con "la Roja"

Afición

Seguidor de "el Guaje"

El Empire State da la enhorabuena a "la Roja"